Cancun Map

Sitios Arqueológicos

descubra la cultura maya

Chichen Itzá

Chichen Itzá es considerada la zona arqueológica más importante del Mundo Maya, localizada a 240 Km de Cancún en dirección a Mérida, tiene una extensión aproximada de 4 Km de norte a sur. Surge a finales del período Clásico de los Mayas, en el año 900 DC hasta principios del Posclásico en 1200 DC. Redescubierto en 1842, es hasta el siglo veinte cuando se inicia su rescate y resurgimiento.

Nombrada en 2007 como una de las siete Nuevas Maravillas de a Humanidad, Chichen Itzá tiene una historia rica en cultura y conocimiento creada en los distintos períodos de desarrollo que se encuentran bien documentadas en sus mismos edificios.

El gran cenote sagrado que ahí existe da origen al nombre de Chichen Itzá, que significa “a la orilla del pozo de los Itzaes”. Chichen, como se le conoce comúnmente, es una ciudad de origen Puc del cual se desconoce su nombre original, así que las primeras fases constructivas de Chichen Itzá corresponden a este estilo Puc al que pertenece el conjunto de “Las Monjas”, el “Templo de la serie Inicial” que se ubica en lo que hoy se conoce como Chichen Viejo. El edificio de “El Caracol”, de finales del período Clásico, conocido también como El Observatorio, tenía una cámara que permitía observar con detalle el equinoccio de primavera, lo que muestra ya un importante conocimiento de la astronomía. Todo esto debió estar pleno uso antes de la llegada de los Itzaes.

En esta época llegaban a la ciudad de Chichen Itzá un importante número de peregrinaciones de toda la región maya, desde Palenque, Cozumel, Izamal, etc. que dejaron gran cantidad de ofrendas en el Cenote Sagrado y enriquecieron mucha la cultura de la ciudad. Más adelante, cerca del año 1000 DC llegan a la ciudad los Toltecas, provenientes del centro de México, quienes traen a la región al Dios de la “serpiente emplumada” conocido como Qetzalcoatl, al que los mayas llaman Kukulcan. En ese momento se da el primer gran mestizaje, o mezcla de razas y culturas, entre mayas y toltecas, resultando un grupo muy importante que enriquece enormemente la religión, el arte y la cultura regional. Adoptando la lengua maya, se forma uno de los asentamientos más poderosos del México antiguo, con un gran desarrollo de los conocimientos de los recursos naturales, la astronomía, las matemáticas, la pintura, escultura, escritura y todas aquellas actividades humanas que indica que estos mayas florecieron como una de las más avanzadas civilizaciones del mundo en la época.

Entonces se presenta la siguiente fase constructiva que corresponde al florecimiento del mestizaje maya-tolteca cuando se construye la gran pirámide del Kukulcan o “’El Castillo” y todas las edificaciones más importantes entre las que se encuentran, el Templo de los Guerreros, el Mercado, la Plataforma de los Jaguares y Águilas y él los estadios del Juego de Pelota. A toda esta zona se le conoce como el Chichen Tolteca al que se le une el ancestral Cenote Sagrado por medio de un gran sacbé (camino) perfectamente definido. Cabe resaltar que El Castillo es un templo consagrado al Sol, de alta influencia Tolteca que fue edificado sobre otro templo menor en el que se encontró un trono representando un jaguar sobre el que descansaba un disco solar de turquesa y obsidiana, como si el templo del Sol descansara sobre el del Jaguar. Esta significativa relación arquitectónica señala la mezcla de deidades que no pierden su significado para el pueblo maya tolteca, coexistiendo en una forma de colonización nunca experimentada en otro momento de la historia del hombre.

Chichen Itzá extiende todo su poderío sobre toda la península de Yucatán hasta 1250 DC cuando, sin que hasta la fecha exista una teoría sólida, la gran ciudad fue abandonada para convertirse en un santuario para la adoración del Dios Kukulcan, aun hasta mucho después de la conquista española; de hecho, hoy en día sigue siendo un sitio sagrado al que llegan gran número de personas buscando la influencia de los Dioses de la naturaleza que ahí debieron habitar.

Una de las principales actividades en esta zona, es admirar los Equinoccios del 21 de marzo y 22 de septiembre ya que se produce un interesante efecto visual antes de ocultarse el sol entre las 2:15 y las 4:50 PM, cuando en la Pirámide de Kukulcan las sombras de las esquinas de las plataformas superpuestas del lado norte, se van proyectando de arriba hacia abajo en forma sucesiva en la orilla de la alfarda hasta que se forman con la luz solar siete ángulos isósceles, de manera que el conjunto se asemeja al cuerpo ondulante de una serpiente que parece descender de la pirámide porque el séptimo triángulo coincide con la garganta del reptil que está al principio de la alfarda. Este mágico efecto simboliza el descenso del Dios Kukulcan (ave-serpiente) a la tierra y marca el inicio y fin de cada ciclo agrícola, según fuera primavera u otoño.

Actualmente cada año muchos espectadores vienen a presenciar este fenómeno que demuestra la exquisita aplicación de los grandes conocimientos astronómicos de los mayas en la construcción de la Pirámide de Kuculcan, que es además un calendario muy exacto: En la vista de frente de la escalera vemos que el basamento de 9 plantas se divide en 2 partes. 9 x 2 = 18 meses del “Haab” o calendario maya, 91 escalones tiene cada escalera. 91 x 4 escaleras = 365 días o “kines” del año maya.

La zona arqueológica de Chichen Itzá está abierta todos los días de las 8:00 AM a las 5:00 PM. Asimismo los espectáculos de luz y sonido que se llevan a cabo todos los días a partir de las 8:00 PM es algo que nadie se debe perder.

Los domingos la admisión es gratuita y existe un gran número de tours que salen de las principales ciudades como Cancún, Mérida, Playa del Carmen y Chetumal o puede llegar directamente en auto rentado. En la entrada hay un restaurante y todos los servicios de apoyo así como una tienda de libros y artesanías de la región.